martes, 25 de febrero de 2020

BACALAO CON VERDURAS EN PAPILLOTE



 Hoy voy a cocinar un plato súper sano, sin grasas y lo mejor, apto para todo tipo de "cocinillas".
INGREDIENTES:
Lomos de bacalao, pimiento rojo y verde, 2 dientes de ajo, 1 cebolla, una cucharada aceite oilva bueno, calabacín, puerro, zanahoria, patata, cucharadita de pimentón picante y dulce(opcional)
ELABORACIÓN:
1- Lo primero que haremos será cortar todas las verduras en juliana. Los ajos cortados muy finos y guardamos. Las patatas a rodajas finas( Las coceremos para que no queden crudas en el horneado)
2- En una sartén, añadimos un poco de aceite y un poco del ajo que tenemos cortado. Sofreímos y añadimos todas las verdura. Tapamos y dejamos pochar un poco.
4- Precalentamos a la máxima potencia arriba y abajo.
3- Esta parte es opcional. Sofreímos el resto del ajo con un pelín de aceite, retiramos y añadimos el pimentón.
4- El papel de aluminio por la parte brillante hacia arriba. Colocamos una base de verduras, una capa de patata. El lomo de bacalao con la parte de la piel hacia abajo. capa de verdura. Repartimos la mezcla de pimentón y aceite por encima en los lomos.
IMPORTANTE: NO se pone sal ya que es bacalao. En otro pescado, sí.


 Cerramos bien el bacalao como si fuera un caramelo.
Bajamos el horno a 220º y lo dejamos 15 minutos.
Sacamos del horno y esperamos un par de minutos y no quemarnos con el vapor al abrir.
Se puede servir a cada persona en el mismo paquete y comerlo directamente o parsarlo al plato.



Plato espectacular y de muchos sabores. 
¡Bon profit! ¡ qué aproveche! ¡ Bon appétit!...

viernes, 14 de febrero de 2020

ARTE RUPESTRE, PRADERAS Y CASTILLOS.

Una interesante excursión por terreno ya conocido por estos cicloruteros, si bien siempre hay cosas nuevas por descubrir.
 Al fondo el pueblo de Ruanales (Valderredible), motivo principal de esta ruta.
 Pero antes de salir hacemos tiempo en una cantina con la esperanza de que despeje un poco la fría niebla, aprovechamos para desayunar , que los pedales no se dan solos.
 Con el estómago saciado ponemos rumbo a Montejo de Bricia, la niebla sigue en sus trece.
 Y desde Montejo al Abrigo del Cubular en Ruanales.
 Habíamos oído hablar de estas pinturas rupestres pero no había surgido la ocasión de visitar la cueva y observar en directo este llamado arte esquemático.
 Tampoco conocíamos el Ídolo de Ruanales, petroglifo situado en las cercanías del pueblo, hendidura en forma de V invertida y figura pisciforme. Los profanos nos conformamos con acercarnos al lugar, verlo in situ y acaso leer algo sobre el tema. 
 Como ya es norma en la comarca, la mayoría de los pueblos están con muy poca gente
 y alguno vacío por completo.
 Iglesia de Soto de Rucandio.
 Entre sonidos de campanos y trinos de pajarillos llegamos al fielato de Quintanilla donde echaremos un trago para afrontar la subida a Carrales.
 Iglesia de Bezana que junto a las de Montoto y Virtus, forman un interesante trío de pequeñas iglesias románicas de Valdebezana.
 Entre el Puerto de Carrales y el Puerto del Escudo se extienden fértiles praderas.
 Ocupadas por vacas, y alguna yegua hispano-bretona como las de la foto. También la cigüeñas han hecho su aparición por aquí.
Pinturas rupestres, grabados petroglifos, iglesias románicas y hasta un castillo. Todo ello ocupando un espacio mixto de praderas y bosques y salpicado por pequeños pueblos muy próximos unos de otros.
Por poner algún pero, la fría niebla de la mañana que nos obliga a perder altitud Escudo abajo hasta encontrar un lugar más cálido donde comer y apretar un poco a nuestra querida BOTA.

sábado, 1 de febrero de 2020

CREMA CATALANA


Aunque lejos de mi tierra, siempre llevo la cocina de mi región esté donde esté.
Hoy, cocinaré la típica crema catalana quemada.
Recomiendo hacerla el dia anterior pero sin quemar.
INGREDIENTES:
1l de leche entera, 40gr de maicena, 5 yemas de huevo XL, 1 rama de canela, piel de un limón y de una naranja, 150gr azúcar.
ELABORACIÓN:
1- Ponemos a fuego medio, la leche, las pieles de limón, naranja y la rama de canela.
Antes de que hierva, lo retiramos y lo tapamos con un trapo 45 minutos.
2- Mientras, mezclamos muy bien y un buen rato, las yemas, el azúcar y la maicena. Quedará una masa densa.
3- Pasados lis 45 minutos de reposo de la primera mezcla, colamos con un colador fino y se lo echamos a la mezcla de las yemas.
4- Removemos muy bien para que no queden grumos.
5- Lo pas amos a una olla y a fuego medio sin parar de remover hasta que empiece a espesar.
NUNCA debe llegar a hervir. 
5- Retiramos del fuego y removemos un minutín mas.
6- Repartimos en cazuelas pequeñas aptas para horno o una grande.
Dejamos enfríar, cubrimos con papel film y a la nevera hasta el día siguiente.


Como no tengo soplete ni la plancha de hierro que había en todas las casas, utilizaré el horno aunque el resultado no es igual.
7- Espolvoreamos generosament con azúcar. Rocíamos ligeramente con agua por encima de todo el azúcar y al horno. Parte de arriba , grill 220°. Es muy rápido, así que ojito.


¡Et voilà! Dejamos reposar para que la crema no esté caliente y...
¡ Qué aproveche dulcemente!
¡Bon profit!😋


SENDA COSTERA. ASTURIAS ORIENTAL.

Pedaleo por la costa oriental asturiana disfrutando de las inigualables vistas al Cantábrico combinadas con la montaña interior.
 Apenas apunta el sol y ya estamos junto a los acantilados llamados el Paredón, pasando La Franca. 
 La jornada promete, paisaje y arquitectura tradicional nos acompañarán en el recorrido.
 Pedaleamos por la Senda Costera entre Buelna y Llanes.
 Sin prisa, saboreando cada rincón.
 Espléndido día de viento sur.
 Cada sitio mejora al anterior.
 El río Purón está próximo a su destino final.
 Son característicos de esta rasa costera los llamados bufones, chimeneas que comunican mar y tierra y que en determinadas condiciones de marea y tipo de mar bufan y sueltan agua cual surtidores. Hoy estaban medianamente calmados. 
 Siempre nos encontramos como en casa en Asturias. Tenemos a esta tierra un especial cariño, lo cierto es que se deja querer fácilmente.
 Antes de llegar a Llanes nos damos la vuelta, esta vez dejando la costa y subiendo a la Sierra de Purón.
 Un descanso a media mañana.
 Un poco de queso cabrales con manzana verde, un trago y resucitados.
 Desde la sierra tenemos buenas vistas del Cuera y del Cantábrico.
 Tierra de indianos la Asturias oriental.
Acabada la ruta, elegimos el marco incomparable de la playa de La Franca para comer al aire libre.
Una bonita cantina para tomar la cerveza fin de ruta. El Hoyu L'Agua, en Puertas de Vidiago.

domingo, 12 de enero de 2020

PLUM CAKE

Comida con amigos y aprovechando las frutas escarchadas que me sobraron del rosco de Reyes he hecho el típico Plum Cake inglés.
INGREDIENTES:
180gr de mantequilla sin sal, 150gr de azúcar, 3 huevos medianos, 1 cucharadita de agua de azahar o esencia de vainilla( ho he puesto las dos), 250gr de harina, 8gr de levadura, Una pizca de sal, 250gr de frutas escarchadas aprox, el zumo de una naranja, ralladura de limón y naranja.
Opcional: pasas, nueces y 3 cucharadas de ron.
Para el glaseado final: 100gr azúcar glass y un pico de agua o leche.
ELABORACIÓN:
1- Ponemos a macerar las frutas en trozos muy pequeñas con el zumo de naranja y el ron si lo vamos a poner.
Ponemos el horno a calentar con calor arriba y abajo a 170°.
Dejamos el molde engrasado o forrado con papel de horno preparado.
El molde debe ser pequeño.
2- Echamos la mantequilla cortada en dados y tipo pomada con el azúcar. Batimos bien hasta tener una crema. Añadimos los huevos uno a uno mientras vamos batiendo. Añadimos las ralladuras de naranja, limón y las cucharaditas de agua de azahar y o vainilla
3- En otro bol, mezclamos la harina, la levadura y pizca de sal. Tamizamos y se lo echamos a la mezcla anterior. Mezclamos todo bien un buen rato.
4- Colamos las frutas escarchadas y reservamos el jugo.
5-  Pasamos la fruta con un poco de harina para evitar que se vayan al fondo.
Echamos las frutas a la mezcla y damos vueltas con una lengua pastelera.
Ahora añadimos el que quiera, pasas y nueces.
5- Lo echamos en el molde y lo alisamos bien.
6-  Lo metemos en el horno y bajamos la temperatura a 160°.
La duración es de 1h aprox. El truco del cuchillo para saber si está. Si vemos que se nos dora mucho, colocamos papel Albal encima.

Sacamos del horno y sin desmoldar, añadimos por encima el jugo de la maceración de las frutas.
Dejamos que enfríe un poco.
Desmoldamos con cuidado y lo dejamos encima de la rejilla hasta que enfríe del todo.
Preparamos un glas con los 100gr de azúcar glas y unas cucharaditas de agua o leche. Vamos removiendo hasta que nos quede una crema densa.
Lo vertemos encima del bizcocho ya frio.
Decoramos con frutas.
Este es el aspecto al corte.
¿Bonito eh? Pues mejor sabe.
Buenisísimo😋


viernes, 10 de enero de 2020

PEÑA AMAYA.

Empezamos el año rutero una vez más, y no será la última, por la comarca del Románico, unas veces toca el de Palencia, otras el del sur de Cantabria y esta vez tocó el noroeste de Burgos.

Pero además del Románico, la ruta se complementa con el paisaje que rodea la mítica Peña Amaya. Fortaleza natural ocupada desde la prehistoria por distintos pueblos. Páginas y más páginas dedican los estudiosos a este enclave, unas veces nos intentan narrar la realidad y otras realidad y leyenda van de la mano.


Iniciamos la ruta a los pies de la iglesia de Rebolledo de la Torre.
                                      Cuyo principal elemento es su  galería porticada.                                              
Estas galerías parece que se usaban para las reuniones vecinales, quizás la cercanía al lugar sagrado imponía un carácter de moderación y consenso a dichas reuniones.
 A la nueva autoridad del llamado reto demográfico no la va a faltar tarea.
 Estamos en Albacastro, el sonoro nombre no ha sido suficiente para conservar su población. La iglesia por suerte y obra de sus benefactores parece que sí está a salvo. 
 No sabemos con qué quitar el frío, probamos primero con un trago de la bota y después con un café y un polvorón que ha sobrado de las fiestas. Estamos en la fachada sur de la iglesia de Fuenteodra, magnífico mirador de Peña Amaya.
 Nos vamos aproximando a su base.
 Fue o no fue capital de Cantabria....
 Seguimos ruta rebasando la Peña y disfrutando de estos maravillosos rayos de sol.
 La ruta ha sido muy entretenida, el frío despierta los sentidos aunque entumezca las articulaciones, el deporte estimula y anima, y la bici, como siempre, el mejor soporte para conjugar todo esto.

Fin de etapa, ropa seca y a seguir cultivando lazos. Brindamos con un espumoso guardado para la ocasión y nos vamos a comer unos garbanzos con manos y oreja y una ración de asadurilla de lechazo.