miércoles, 14 de abril de 2021

DEL VALLE AL CIELO.

El mero hecho de quedar cuatro o seis amigos para pasar la mañana al aire conociendo estos humildes lugares no tiene precio. Pero sí mucho valor. Y sabido es que solo el necio lo confunde.

En esta ocasion llevamos fotógrafo de los que se toman su tiempo. Cierto que el campo de colza ayuda.
El excepcional mirador del campanario de la iglesia de Sobrepeña nos regala la imagen del río Ebro, sus choperas y labrantíos colindantes.
Dos de nuestros primos no pudieron venir a dar pedales. Vaya cara se les quedó!!!
Y no es de extrañar, estos momentos son irrepetibles.
Abejas y vecinos en armonía. En muchas viviendas existían los hornillos o dujos. La miel era la medicina de los pobres.
Se acabó el pedaleo de ribera.
Subimos a La Lora por Villamoñico.
La Lora de Pata del Cid. "Océano aspero y gris" lo califica Elías Rubio.

Díaz de Vivar monta a Babieca. Su Tizona es la cámara de fotos.
No queremos saber nada de guerras. 
La última destruyó Lorilla y aunque fue reconstruido debió de dejar  huella.
Pero La Lora es un mirador hermoso hacia Valderredible, incluso hacia las estrellas si te acercas al observatorio. Geoparque reconocido por la UNESCO.
Vamos huyendo de la tormenta, pero al fin nos alcanza con el zurrón todavia lleno.
Plan B. Alubias vallucas en la Olma de Polientes. Vino de la tierra. Menú km 0.







domingo, 11 de abril de 2021

BELLEZA ESCONDIDA. ALDEA DE EBRO - LOMA SOMERA.

Precioso paseo circular que enlaza dos pequeños pueblos de singular belleza.
Un bonito día de primavera amenazante de tormenta nos acompaña en el recorrido.
Tomamos la salida en la plaza de Aldea de Ebro, con el permiso del mastín, que parece  no poner ningún impedimento.
Nos dirigimos a su zona monumental.
Dos ermitas y espadaña exenta.
La localidad fue declarada conjunto histórico en 2003.
Forma parte junto con los barrios de Los Riconchos del municipio de Valdeprado del Río.
Para nosotros Tierra Santa, no porque esté cerca del Monasterio de Montesclaros, que también, sino por lo que nos transmite en cuanto a naturaleza y paz. 
Poco a poco saboreando el camino llegamos a otro monumento.
Todo el camino está jalonado de hermosos ejemplares de centenarios robles, este, a la entrada de Loma Somera, se lleva el premio.
Igual que La Aldea de Ebro, Loma Somera (Ayto. de Valderredible) forma un conjunto cuidado con esmero, calle adoquinada y cables soterrados, que no es poco. 
Al lado de la iglesia parada y fonda. Tortilla campera y degustacion de queso Tres Valles Pasiegos Ahumado, y otro de los monjes de Cóbreces con membrillo de Santa Teresa.
La bota no para de cambiar de manos.
Por suerte las abejas del colmenar no se han enterado del membrillo y no nos molestan.
Un ratito de siesta. No es lo que parece.

Nos da pereza abandonar Loma Somera después de la siesta, 
pero hemos de volver que las nubes van cargando tinta.
Muy entretenido el regreso por el sendero balizado del Ebro y en su totalidad por bosque.
Ya quedó dicho que la zona nos aporta mucha paz, se me olvidó que también mucho amor. Todo suma.











martes, 6 de abril de 2021

CABAÑAS PASIEGAS. EL ROSARIO.

Improvisado paseo por tierras pasiegas saboreando visualmente un peculiar modo de vida.
Dicho paseo transcurre por los Barrios del Rosario y La Peredilla de San Pedro del Romeral.
Nuestros pies se apoyarán en la  empedrada calleja que baja hasta el río.
Pasando al barrio de La Peredilla por el puente del mismo nombre.
Y asomándonos a cada portilla, cada finca y cada cabaña.

Pues todas llaman nuestra atención.
Arquitectura austera, eficiente e integrada totalmente en el paisaje y en el relieve de la finca.
Esta quizás mas vividora, el ferrari a la puerta por si hay que salir.
Una futura mayueta a la vera del camino.
Un poco de conversacion con los lugareños siempre enriquece. Nos hablan de la raza de vaca pasiega que ya se alimenta del pasto de los praos. Despues se siegan para seco y en la otoñá otra pación.
Y como resultado unos productos elaborados de primera calidad. En el vecino barrio de La Sota producen este rico queso ecológico, si lo de ecológico aquí añade algo.
Volveremos.


viernes, 2 de abril de 2021

BIENVENIDOS AL SUR. VALDEOLEA

La pequeña Comunidad de Cantabria sigue dando juego.
Hoy nos dirigimos al sur. Valdeolea.
Antes de ascender el Puerto del Bardal  observamos la colonia de cigüeñas de Villaescusa.
Iglesia románica de Mata de Hoz. 
Verdes praderas, bosques y pequeños pueblos salpican el Valle.
Nada especial que llame la atención, pero el conjunto ofrece una belleza que no debemos dejar pasar por alto.
Antiguos puentes, molinos, y por supuesto, la ruta de los menhires.
La pequeña iglesia de Santa Olalla es una delicia, si se consigue acceder a su interior se observarán sus bonitas pinturas.
La cigüeñas encuentran abundante alimento en las encharcadas praderías, y la escasez de población las asegura una absoluta tranquilidad para sacar adelante sus polluelos.
Un pequeño paseo por pistas nos permite disfrutar de la agradable mañana.
Hoy se nos olvidó el zurrón y la bota, pero nos trataron estupendamente en La Cuchara de Camesa. 

lunes, 29 de marzo de 2021

AGUA. ORO LÍQUIDO.

Bella ruta por el término de San Miguel de Aguayo haciendo honor a su nombre y disfrutando del entorno acuoso. Salimos de la presa del embalse de Alsa 843m. y ascendemos hasta el embalse de Mediajo 1162m.  rodeándolo y continuando hasta el Pico Jano 1289m.
El entorno es una belleza, rodeado de montañas, praderas, turberas y bosques y no lejos de los tres pueblos que componen el municipio de Aguayo.
Desde Alsa hasta Mediajo el agua va y viene aprovechando excedente de electricidad para su bombeo y dejándolo caer para volver a producir dicha energía. Más o menos y resumiendo.
Antes de rodear todo el embalse reponemos fuerzas y apretamos la bota, pero con moderación, que la bañera tiene 37 metros de profundidad.
Son cerca de cinco km de perímetro, pero muy cómodos y con unas vistas increíbles a las principales cordilleras y sierras de Cantabria.
Ya tenemos al fondo nuestra meta, el Pico Jano.
Es apasionante la historia de este mitológico Dios romano que da nombre al Pico. Dicho Dios conocido como bifronte por sus dos caras, igual que el pico, una amable por la que nosotros subimos y otra muy abrupta que da paso a un enorme barranco.
 A Jano además se le atribuye la paternidad de Fonte, Dios romano de las fuentes. No necesitamos pruebas de ADN, el botero observa desde su cima los tres embalses, Ebro, Alsa y Mediajo. Agua a esgalla.
 A pesar de haber cristianizado la cumbre, Jano está muy pero que muy enfadado. Su cara amable mira sus fuentes mientras que su otra cara adquiere el rictus de cabreo observando como la sedienta costa se las bebe.
Nos quedamos con la vista amable y le pedimos perdón porque enseguida llegaremos a  la costa y tendremos que  aplacar la sed y darnos una ducha.
Paradojas de la vida.

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/embalses-de-alsa-y-mediajo-69076940