lunes, 28 de noviembre de 2011

COCIDO MONTAÑÉS

 Comenta EL BOTERO Luis que el mejor cocido montañés de todos los que ha probado es el que cocina su madre. No dudo que mucho será "amor de madre" pero le conozco lo suficiente para saber que el chaval es de "morro fino" y si dice que está muy bueno, estará  muy bueno.
Pondremos en práctica la teoría copiada de la Sra. Rosa, madre del susodicho, eligiendo en primer lugar todos los ingredientes en nuestras tiendas de confianza.
-Costilla adobada.
-Panceta fresca.
-Morcilla de Burgos.
-Chorizo.
-Berza.
-Alubia blanca pequeña.
Como ingredientes menores añadimos:
-Un puerro.
-Una zanahoria.
-Un diente de ajo.
-Una patata.

 En el mismo agua  que hemos tenido las alubias a remojo las damos el primer hervor, retirando este agua y poniéndolas de nuevo en agua fría junto con la panceta fresca.
En otra olla ponemos la berza picadita en agua hirviendo, tirando también este primer agua y escurriendo la berza. De nuevo en agua hirviendo ponemos la berza, la costilla, el puerro picadito, la patata entera, la zanahoria y el diente de ajo.
Tenemos las alubias cociendo en la olla durante media hora, el mismo tiempo que la berza y la costilla pero estas sin tapar a presión.
Pasado este tiempo vertemos las alubias en la olla de la berza, de modo que la verdura queda debajo y evitamos que se peguen las alubias durante el rato que las tenemos a fuego lento y destapadas. Es ahora cuando añadimos el chorizo y la morcilla entera. Rescatamos la patata y junto con unas pocas alubias lo deshacemos en el mortero y lo añadimos, dejamos hacer a fuego lento hasta que estén espesitas. Corregimos de sal en caso de que haga falta.
 Como está hecho de víspera, ahora toca hacer lumbre y calentarlo a fuego lento, para ello aprovecho la pota de barro, le doy el tiempo que necesito para asar estas ricas manzanas recién cogidas del manzano, cogerá un punto preciso y estará de muerte abuela.
Y para hacer ganas de comer , nada como picar un poco de leña, por lo menos el doble de lo que estamos necesitando esta mañana.
Parece un contrasentido tener que explicar como se prepara un plato típico y tradicional, pero así están las cosas, lo que antes era un saber popular ahora se olvida, y lo que antes era comida diaria ahora lo es algún ocasional domingo, y casi siempre en el restaurante. También en casa se puede hacer ¿no?.
Buen provecho y muchas gracias a Rosa por la receta y los consejos. Quedó estupendo, "pura manteca" dijo Braulio.

domingo, 27 de noviembre de 2011

" MAR Y MONTAÑA"

Hoy vamos a poner un plato típico de la Costa Brava(Girona). La verdad, un poco laborioso, pero merece la pena para acabar chupándose los dedos.
Precioso contraste donde los haya; mar, montaña y si encima hay nieve una se queda sin palabras. 
Con el plato de hoy, la mezcla de sabores es siempre una grata sorpresa.

Ingredientes: 1 pollo ( depende de los que vayan a comer, claro ), cortado a trozos. Calcular 2/3 langostinos x persona. Unos 100gr de almendras, 3 tomates maduros o 3 cucharadas de tomate ya frito, 1 rebanada de pan, 3 dientes de ajo fileteados, un vaso vino blanco, caldo de pescado y del normal si se tiene, sino con uno de los dos vale, canela, pimentón dulce y 2 cebollas.
Habremos salpimentado y espolvoreado con un poco de canela y a ser posible el día anterior, el pollo. Echamos sal al marisco, lo freímos unos minutos, retiramos y guardamos. En el mismo aceite freímos el pollo, unos 4 minutos por cada lado, retiramos a un lugar distinto del marisco. Añadimos la cebolla fina y los ajos laminados en el mismo aceite a fuego suave. Cuando esté doradito, añadimos una cucharadita de pimentón dulce, sólo 1 minuto para que no se queme. Añadimos el tomate. Cuando veamos que está, lo echamos encima del pollo, las almendras picadas, el vaso de vino blanco y los vasos de caldo. Lo dejamos a fuego lento 45minutos. Si viéramos que espesa mucho, añadimos más caldo. Añadimos el marisco y lo dejamos 10 minutos más.
Este plato es más sabroso si se hace el día anterior.
Como acompañamiento para no desperdiciar la salsa, un arroz blanco basmati . Truco para que  siempre quede suelto: Hervimos 15min, se pasa un buen rato por mucha agua fría y listo. Cuando lo vayamos a utilizar, se calienta en el micro unos minutos y se conserva 1,2, 3... días igual que el primer día.
El que lo haga, me dará la razón en que merecía la pena, trabajar un poco para chuparse los dedos.

¡ Qué aproveche!





miércoles, 23 de noviembre de 2011

¿POR QUÉ CORREMOS?

En principio correr es una de las muchas actividades deportivas que podemos practicar, pero, ¿ por qué precisamente ésta? siendo tan cansada, pasas frío, calor, llueve, hace viento, hay cuestas, los del botellón de los fines de semana te vacilan "corre, Forrest, corre"...
Después de más de veinte años saliendo a correr de dos a cuatro veces por semana, y sin pensar todavía en la retirada, también uno a veces se pregunta ¿por qué corro?
Objetivamente la respuesta puede ser:
  -Puedo elegir el horario libremente.
  -No necesito quedar con nadie.
  -Es una actividad barata.
  -Procuro no fumar y mantenerme en un peso adecuado.
Pero sé que hay  otra serie de razones más sutiles, subjetivas, personales o como se las quiera denominar que son las que verdaderamente hacen que te calces las zapatillas, te pongas el chubasquero y te cales la visera para protegerte del sol o de la lluvia.
Correr te hace sentir vivo, te pone en contacto directo con la naturaleza, con el entorno, con la climatología del momento,con el suelo por el que pisas, con el paisaje de tu ciudad o de tu pueblo, y todo ello con tus propios medios, con tu cabeza, con tu corazón y con tus piernas. Te saca de la burbuja en la que estamos encerrados la mayor parte del tiempo, llámese coche, oficina, fábrica, gimnasio, o tu propia casa con calefacción o aire acondicionado. También estas sensaciones las puede dar el caminar, seguro que sí, pero la experiencia me dice que no en la misma medida que el correr. La diferencia puede estar en el esfuerzo, a mayor esfuerzo, mayor recompensa, eso es lo que siempre nos enseñaron ¿ no ?. Sí, pero sin pasarse, cada uno pone su propio listón, el mío está en que pueda mantener una conversación con mis compañeros de salida, si voy acompañado; o conmigo mismo, si voy sólo. Y no me refiero a hablar sólo, sino a imaginar, a reflexionar a distraerme a observar...
La satisfación del correr empieza en el momento que sales de casa, durante el tiempo que estás corriendo y después de la ducha, una vez finalizada la carrera, en la que el descanso o la continuación de tus labores son tomados de forma relajada, distendida, como si vivieras de las rentas, rentas conseguidas en el esfuerzo de correr.
Pediremos salud para poder continuar corriendo y, siguiendo las normas básicas: calentar, estirar e hidratarse adecuadamente, esperemos que por muchos años.

domingo, 20 de noviembre de 2011

SAN PEDRO DEL ROMERAL Y BARRIOS

  •  De nuevo los de LA BOTA se acercan con sus monturas a la zona pasiega. En esta ocasión subiremos desde el río Pas hasta San Pedro del Romeral pasando por los barrios de La Sota y El Rosario.
  •  Aprovechamos la jornada de reflexión para realizar esta  ruta, pero solamente con ver los carteles pegados a los árboles y a las paredes de las iglesias, se le quitan a uno las ganas de participar en esta medio farsa.
  •  Pero nosotros a lo nuestro, a disfrutar de estampas tan bellas como la de este rebaño de ovejas pastando en la finca.
  •  Este peculiar paisaje conformado a lo largo de los años por los pasiegos es único en nuestro país, son unos artistas en la cría de novillas pintas, en el cuidado de los prados, y en la construción de cabañas y paredes de piedra de un solo lienzo, conocidas como paredes pasiegas.
  •  El barrio del Rosario aparece en el centro de la gran olla que forma el terreno.
  • La vaca y siempre la vaca, presente en cada una de las estampas, tenemos la ocasión de presenciar la muda de una manada de ellas de una cabaña a otra, lo adivinamos por la presencia de cebillas y piales colgando de sus cuellos.
  • http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2230364

sábado, 12 de noviembre de 2011

PICO NAVA Y HAYEDO DE CARRALES

Aprovechamos el veranillo de San Martín para seguir saliendo a disfrutar del otoño. Esta vez toca terreno conocido, pero no por ello menos interesante. Partiendo de Villamediana de San Román (Valle de Valdebezana), subiremos al Pico Nava, recorreremos toda la cumbre, paraje conocido como La Llanada y bajaremos por la granja Vallosera para hacer un buen recorrido por el hayedo de Carrales.

La excursión es muy bonita, se pasa por distintos parajes, tiene unas buenas vistas desde el Pico Nava, y también un poco de arte, en este caso dos eremitorios rupestres del tipo de los ya conocidos del vecino Valle de Valderredible. A éste se le conoce como la cueva de la Tía Isidora.
 
Y a este otro como El Horno. De singular belleza y estratégicamente situado, con buenas vistas y muy bien orientado.



Recorremos toda La Llanada asomándonos de vez en cuando al cortado norte para disfrutar de las vistas al colorido hayedo. La estación eólica ya ni la menciono, es nuestro sino ir acostumbrándonos a este nuevo elemento del paisaje.
 
Bajamos por la Granja Vallosera (Valderredible) hasta la carretera que lleva a Polientes, para subir hasta el Puerto de Carrales e internarnos en la parte Este del hayedo. Los edificios de la llamada granja se conservan todos en pésimo estado, unas tres o cuatro casas y cuadras a punto de dar las últimas.
 
Aprovechamos esta luminosa haya para hacer la principal parada del día, pegarle al bocata y a LA BOTA y estrechar lazos con el compañero Montacedo que hoy es nuestro invitado de honor, y en verdad ha sido un placer compartir excursión y viandas.
 

Estamos ya en el camino conocido como de la calleja bajera, rumbo al pueblo de San Román, la estampa del hayedo se queda grabada en la retina y en alguna que otra foto, y los pies ya cansados agradecen esta alfombra natural que forman las hojas caídas.
 
Llegados a San Román solo nos queda seguir una bonita pista por la pradera en la falda del hayedo, para después de casi venticuatro km. alcanzar el punto de partida.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2209776

 

viernes, 11 de noviembre de 2011

MANOS DE CERDO

Dicen que a todo cerdo le llega su San Martín, y aunque el dicho seguro que tiene varios significados o interpretaciones, aquí le damos la directa, que no es otra sino que se acercan tiempos de matanza. Y como también dicen que del cerdo hasta los andares, pues me viene el dicho al pelo para presentar este sabrosísimo plato que no es otro que unas estupendas manos de cerdo.

Se las encargamos a nuestro carnicero de confianza, pues no siempre se ven en la carnicería, nos las servirá muy limpias y partidas a lo largo por la mitad.

Ponemos en la olla agua con laurel, cebolla y sal y cocemos tres cuartos de hora. En una cazuela doramos dos dientes de ajo picados en un buen chorro de aceite, añadimos un poco de pimentón, una guindillita y echamos un bote de los grandes de tomate pelado entero, el jinete, por decir una marca de toda la vida. Añadimos un poco de sal y azúcar a la salsa y rompemos un poco los tomates con la cuchara de madera. Añadimos las patas y un poco de caldo de la coción y dejamos un buen rato con el chop chop.


El siguiente paso es servirlas bien calientes, y a chuparse los dedos, calentarse la boca con el picorcillo de  la salsa y disfrutar de este exquisito plato.

sábado, 5 de noviembre de 2011

SI NO SABES ADÓNDE VAS, PÁRATE Y PIENSA DE DÓNDE VIENES.

Supongo que muchos de los que marchamos de pueblos como los que hoy visitamos, quizás alguna vez hemos tenido que hacernos la reflexión que encabeza el escrito. Cada cual habrá encontrado sus respuestas, creo que la humildad y la modestia servirán de guía. Como humildes y modestos son cada uno de los diez pueblos por los que hoy pasa esta ruta, pensada con esmero para poder llevarla a cabo en una sola jornada de pedal. Los pueblos son: Hormiguera, Sotillo, San Vitores, Valdeprado, Moroso, Candenosa, Navamuel, Coroneles, San Cristóbal, Navas de Sobremonte, Villanueva de Henares, Quintanas de Hormiguera y Hormiguera.
En la primera foto tenemos la vistosa iglesia de San Vitores y en ésta el núcleo de Valdeprado. Para el desconocedor de la zona, ésta se sitúa en el sur de Cantabria, municipios de Valdeprado y Valderredible, limitando y a veces internándonos en la vecina Palencia.



Parte del camino que seguimos está balizado y se conoce como PR- S 34, o Ruta de los Pueblos Abandonados. Muy sugerente el título, hasta pelín de exótico, pero la denominación no acaba de gustarme. Seguro que quedan personas que han nacido en dichos pueblos y por tanto el abandono no es total.

Estas ruinas pertenecen a Moroso, pocas piedras, muchas zarzas y una impresionante hiedra recubre el paredón de una antigua vivienda.

Pero nosotros hemos venido a disfrutar de un día otoñal de turismo, deporte y aventura. Y desde luego el paraje no nos defrauda.


Entre Moroso y Candenosa atravesamos este hayedo en su punto como el chuletón. Impresionante la alfombra de hojas del camino y los colores de las que quedan en los árboles.

Llegamos a Candenosa que ostenta el honor de ser la población que se encuentra a mayor altitud de Cantabria, 1150 m. sobre el nivel del mar, que es desde donde llegamos nosotros esta fresca mañana. Puede que ese honor le haya costado estar en el estado de despoblado en el que se encuentra, si bien, algún vecino intenta restaurar un par de casas. Charlamos con uno de ellos, nacido aquí, que nos comenta lo bueno del lugar para distraerse, pasar algunas temporadas y sobre todo para curar el asma. Compartimos un trago de LA BOTA y seguimos nuestra ruta.

"Si la niebla asoma por Ahedo, suelta el buey y estate quieto." Como poco el refrán se lo habrá oído Luis a su abuelo, y vive Dios que razón tuvo. Antes de una hora las primeras gotas harán su aparición nada más comer, al socallo de la iglesia de Coroneles.
San Critóbal del Monte aparece después de haber dado una gran vuelta por Navamuel y Coroneles, atravesando pinares y robledales. Se comenta que el año pasado un oso merodeaba por la comarca, incluso dicen que con la intención de degustar la exquisita miel de algún colmenar. Ello como muestra de lo salvaje y despoblado de la comarca, nosotros no vamos de safari, para fieras ya tenemos bastante en el día a día.

Llegamos a Navas de Sobremonte, donde una única familia lo puebla en los últimos treinta años. Son los dueños de este par de ejemplares, que no son pata negra pero se las están poniendo bastante oscuras, igual que el morro, de andar por estos caminos en busca de las suculentas bellotas que les ofrece el monte.

Estamos finalizando esta intersante ruta, pero aún nos sorprende este pueblo, Villanueva de Henares, instalado en un alto y dominando la vega a sus pies. Cuenta con un precioso gupo de casas de impecable construcción, hermosos sillares y arcos, casonas con blasones y hasta un complejo hotelero. Lo menos atractivo es su orientación al cierzo y al gallego, pero me imagino que el hayedo que tiene próximo surtirá de leña los duros inviernos.

Pasamos por Quintanas de Hormiguera y seguimos un trecho, ahora caminando, por la pradera que nos lleva a Hormiguera, deleitándonos con las vistas del cercano hayedo y su "variedad cromática" ¿qué me has llamado? comenta el amigo Sito.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2191698















martes, 1 de noviembre de 2011

FRICANDÓ CON SETAS


Plato típico de mi tierra y sin traducción posible. Menos "light" que los anteriores. Recomendable, después haber practicado un buen deporte.
Es tan ó mas importante la variedad de setas como la carne.



Ingredientes: + ó - 600gr de carne de ternera de " tapa". Es la que utilizamos para los filetes empanados. Cortados muy finos. Tienen que seer muy tiernos. Si son grandes los troceamos bastante.
300 gr de setas: No valen los champiñones. Tienen que ser boletus, o setas que vienen ya en frascos y son gelatinosas. También las hay deshidratadas para poder mezclar, en caso de no encontrarlas.
1 lata de tomate triturado
1 cebolla grande
1 vaso vino tinto
Harina, sal, pimienta, hierbas provenzales y hoja de laurel




Tenemos preparado previamente, la cebolla cortada fina.
Enharinamos los filetes, vamos añadiendo hierbas provenzales y los freímos vuelta y vuelta. Reservamos. En el mismo aceite, añadimos el tomate, la cebolla y lo dejamos reducir hasta que oscurezca bastante su color. Añadimos la carne y las hojas de laurel. Enseguida, el vino, las setas y salpimentamos. Bajamos bastante el fuego, echamos un vaso de agua caliente y lo dejamos + ó - 40 minutos. Removemos de vez en cuando. La salsa tiene que se espesa. El arroz blanco acompaña muy bien a este plato.


Recomiendo hacer el plato el día anterior. Es más sabroso.



La verdad, plato exquisito.